El etiquetado de los productos es obligatorio y proviene directamente de dos derechos de los consumidores: derecho a la seguridad y derecho a la información. Además, el contenido de la etiqueta facilita a las personas consumidoras los datos sobre el producto y permite hacer una elección adecuada en función de sus gustos, necesidades y exigencias.

Primero vamos a describir de forma breve los siguientes conceptos para que en adelante puedan entender perfectamente la finalidad de esta información:

-La etiqueta es toda leyenda, marca, imagen u otro elemento o signo descriptivo o gráfico, escrito, impreso, estampado, litografiado, marcado, grabado, adherido o sujeto al envase o al propio producto.

-Etiquetado es toda información escrita, impresa o gráfica relativa a un producto que preceptivamente le ha de acompañar, en nuestro caso, cuando el producto se destina a la venta directa a los consumidores.

El etiquetado en todos los productos debe facilitar una información objetiva, eficaz, veraz y suficiente. Una de las funciones más importantes del etiquetado es identificar el responsable del producto, que puede ser el fabricante, distribuidor, vendedor, envasador, transformador,importador o, incluso, el marquista, establecidos en la Unión Europea.

etiquetas LC

En base a todo lo mencionado anteriormente, el ‘Reglamento CE 1272/2008 (CLP) sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas peligrosos’, tiene por objeto garantizar una comunicación clara de los peligros que presentan las sustancias químicas a los trabajadores y a los consumidores de la Unión Europea por medio de la clasificación y el etiquetado de los productos químicos. Antes de proceder a la comercialización de sus productos químicos, las empresas deben determinar los riesgos potenciales para la salud humana y el medio ambiente de dichas sustancias y mezclas y clasificarlas en función de los peligros identificados. Los productos químicos peligrosos también deben etiquetarse conforme a un sistema armonizado, de manera que los trabajadores y los consumidores dispongan de información sobre sus efectos antes de manipularlos.

Gracias a este proceso, los peligros de las sustancias químicas se comunican a través de indicaciones y pictogramas normalizados en las etiquetas y las fichas de datos de seguridad. CLP es la abreviatura de la expresión inglesa «Classification, Labelling and Packaging» o «clasificación, etiquetado y envasado». El Reglamento CLP entró en vigor en enero de 2009, y el método de clasificación y etiquetado de sustancias químicas que introdujo se basa en el Sistema Globalmente Armonizado (SGA) de las Naciones Unidas.

A continuación, se detallan las MENCIONES OBLIGATORIAS que deben de contener todas las etiquetas en caracteres legibles, visibles e indelebles:
– Nombre, Dirección completa y teléfono del proveedor (empresa responsable de su comercialización, ya sea fabricante,importador, usuario intermedio o distribuidor). También deberá indicarse una página web.
– Cantidad nominal, en L o Kg de sustancia/mezcla contenida en el envase.
– Identificadores del producto: el nombre comercial.
– Cuando proceda, el/los pictograma/s de peligro correspondientes a la clasificación del peligro de la sustancia o mezcla, que tienen forma de cuadrado apoyado en un vértice con un símbolo negro sobre fondo blanco dentro de un marco rojo lo suficientemente ancho para ser visible.
– Cuando proceda, la palabra de Advertencia (“Peligro” o “Atención”) correspondiente a la clasificación de la sustancia o mezcla peligrosa. En la etiqueta figurarán todas las indicaciones de Peligro (Frases H) correspondientes a la clasificación de la sustancia o mezcla peligrosa establecida por el Reglamento CLP, salvo duplicación o solapamiento evidente. Cuando proceda, los consejos de Prudencia (Frases P) correspondientes a la clasificación de la sustancia o mezcla peligrosa, de entre los que se seleccionará los más adecuados teniendo en cuenta las indicaciones de peligro y los usos previstos de la sustancia o mezcla, hasta un máximo de 6 frases P, a menos que sea necesario.

– La etiqueta estará escrita, al menos, en la/s lengua/s oficial/es del Estado o Estados miembro/s donde se comercialice la sustancia o mezcla, pudiendo usar más lenguas de las exigidas siempre que en todas ellas aparezca la misma información; la palabra de advertencia y las indicaciones de peligro aparecerán agrupadas en cada una de las lenguas.
– En la etiqueta o envase no deberán figurar nunca indicaciones como “no tóxico”, “no nocivo”, “no contaminante”, “ecológico”, ni otras indicaciones que den a entender que la sustancia no es peligrosa, o no sean consecuentes con su aplicación.
– El color y presentación de las etiquetas serán tales que los pictogramas resalten claramente del fondo.
– El Reglamento CLP no establece el tamaño mínimo de la letra en la etiqueta, por lo que queda a criterio del proveedor, mientras se garantice su legibilidad.
Para cualquier duda o aclaración adicional, estaremos encantados de atenderles.

Departamento de Calidad y Medio Ambiente.
Tamara Sempere Navas

Deja un comentario